Si tu hogar tuviera personalidad, cuál reflejaría el tuyo?

Nuestro hogar no es tan solo un refugio, si no donde creamos nuestra vida y expandimos nuestra personalidad, nuestras distintas aficiones y pasiones. Un lugar desde donde proyectamos nuestros sueños e ilusiones, donde compartimos momentos especiales con los nuestros.


Nuestro hogar es en definitiva, la expresión de quien somos, de nuestra forma de ser, de nuestra manera de ver la vida y de percibir e interpretar sucesos externos. 


Todos los hogares tienen una personalidad, la tuya, la de las personas que viven contigo, la personalidad que habéis plasmado consciente o inconscientemente. Desde los colores que has escogido, las formas, la manera en que has distribuido los muebles, hasta los pequeños objetos que coleccionas y los recuerdos que has decidido conservar.


Seguramente crear ese hogar con personalidad ha sido un proceso largo y lento, con decisiones que has ido tomando a lo largo del camino. Algunas conscientes, otras no tanto, pero están reflejadas y te aseguro: transmiten una emoción.


Todos los hogares generan una experiencia emocional, tanto para quien lo habita como para las personas que vienen de visita. Lo bonito de ello es que nuestro hogar puede adaptarse a nuestra manera de ser o a como queremos reflejarnos y como nos gustaría sentir en nuestro entorno más personal.

El Diseño de Interiores consciente tiene un poder inmenso! te lo cuento con ejemplos...


Cómo te gustaría sentir en tu hogar?


Podemos conscientemente diseñar un espacio para sentirte de la forma que quieres sentirte, ya sea FELIZ, SALVAJE, SEGURO DE TI MISMO Y CON CONFIANZA, EN CALMA, MÁS SALUDABLE.... Cómo? a través de la elección de colores, del mobiliario, de las texturas y las formas....



La estética es importante ya que nuestro entorno nos afecta emocionalmente!

Promover acciones más saludables


Podemos también promover comportamientos más saludables y positivos a través de la distribución. Por ejemplo, si deseas que la hora de comer sea un momento de conectar con tu familia, idealmente colocaremos la TV en otra estancia, o generaremos zonas de encuentro familiar donde se promueva un encuentro sincero, sin distracciones. Esto es sumamente importante en la era que corre, un tiempo en la que la tecnología nos absorbe a todos y a menudo nos aleja de los que están más cerca.