Diseñar interiores que despierten nuestros sentidos: tendencia o necesidad?

Pertenecemos a la generación que ha vivido el impacto de las nuevas tecnologías en nuestra vida y en nuestras relaciones. Hacemos videollamadas con la familia y amigos por wassap, nos relacionamos a kilómetros de distancia, nos comunicamos a través de Instagram o Facebook y hasta nuestros abuelos han aprendido a 'dominar' las redes, teletrabajamos, hacemos la compra online, hablamos de abrazos sin manos y muchos de nosotros mantenemos una relación secreta de amor con Amazon prime-next day delivery.


Este nuevo mundo, aunque muy práctico, ha cambiado la forma en que vivimos nuestro día a día y cómo percibimos nuestro entorno. Hoy y más que nunca, estoy convencida que cada vez más valoraremos lo 'tangible', aquello que sentimos al palpar, a través de nuestra piel y el poder de activar todos nuestros sentidos: la vista, el tacto, el oído, el gusto y el olfato.


Por ello, hoy te hablo de cómo diseñar un hogar que despierte tus sentidos, un hogar donde te sientas conectado no solo con los materiales sino con la procedencia de los mismos. Y es que habitualmente cuando diseñamos nuestro hogar, solemos tener en cuenta aspectos como el coste de la inversión y el resultado estético de la misma, dejando las sensaciones en el olvido...


Para que tú no cometas este error, te dejo mis consejos para estimular los sentidos desde tu hogar.


Vista

Estimulamos la vista a través de la luz, los colores, las formas y las texturas.

Nuestros ojos responden a la luz, la luz

del sol tiene beneficios sobre la calidad de nuestra visión y la falta de la misma es causante de problemas tempranos de visión. Existen superficies y materiales que reflejan la luz creando un ambiente especial.

Los colores evocan emociones: los tonos azules nos evocan la tranquilidad del mar, el rojo nos impulsa a actuar, el amarillo nos alegra, el verde 'regenera'..., inclusive una paleta de colores neutros puede transmitir emociones utilizando distintas sombras y creando profundidad visual.

Existen múltiples formas de añadir interés y despertar tu sentido de la vista, desde crear zonas de acento o puntos de atracción visual, hasta lo más elemental de mantener un interior limpio y despejado.


Tacto

Nuestro cuerpo es capaz de descifrar la diferencia entre materiales naturales y artificiales. Hablamos

desde materiales de la construcción (pavimentos, revestimientos, encimeras...) hasta alfombras y moquetas, textiles (cortinas, mantas, etc.).


Cuando hablamos de materiales hablamos mucho más de precio por m2, sino que estamos definiendo cómo nos vamos a sentir en un lugar. Experimenta por ti mismo las sensaciones al tocar un material.